¿Por qué tengo el ojo rojo?

2 min


Ojo rojo

¡El ojo rojo! Así denominamos el enrojecimiento de la esclerótica (es decir la parte blanca del ojo). Se origina por la presencia de vasos sanguíneos dilatados e inflamados, y en algunas ocasiones por la rotura de algún capilar. Como norma general el enrojecimiento del ojo es un signo de enfermedad y no la enfermedad en sí misma. Con frecuencia las molestias relacionadas con el ojo rojo desaparecen por sí solas.

Causado por un amplio número de patologías, este enrojecimiento podría tener un carácter leve, así como en algunos casos podría ser grave. Hay que tomar en cuenta que normalmente el grado de enrojecimiento no está relacionado con la gravedad de la enfermedad. Cuando dicho enrojecimiento va acompañado de la disminución de la visión o presenta dolor ocular, se considera que es un caso más grave.

Causas comunes del ojo rojo

Algunas de las causas comunes leves son:

  • Hemorragia subconjuntival: producida por la rotura de una vena (vascular). Por lo general está relacionado con esfuerzos físicos intensos como serían ataques de tos, estornudos o vómitos. Suele evidenciarse como una mancha roja uniforme por encima de la parte blanca del ojo (esclerótica).
  • Resequedad del ojo: causada por el déficit de producción de lágrimas o por el aire muy seco del ambiente en dónde está el sujeto. Relacionado con esto, también está la sobre exposición a rayos ultravioletas, sea por exposición excesiva al sol o actividades como la soldadura.
  • Conjuntivitis: este término designa a la inflamación de la conjuntiva, el cual es el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la esclerótica (La parte blanca del ojo). Esta inflamación podría deberse a un proceso alérgico o a una infección bacteriana o vírica.

Tratamiento

En aquellos casos en los que las molestias son leves, por lo general no suele necesitarse tratamiento. Y en el caso de la resequedad en el ojo bastaría con el uso de gotas como lágrima artificial para suavizar la irritación. Si el motivo es la fatiga ocular, es recomendable descansar los ojos. En caso de molestias por la presencia de algún cuerpo extraño se podría optar por la limpieza de los párpados, pestañas y el ojo con suero fisiológico.

Ahora bien, es necesario acudir a los especialistas, sobre todo cuando los signos del ojo rojo no desaparecen en un plazo de dos días luego de haber aplicado a los consejos generales de tratamiento. Por otra parte, es urgente ir al oftalmólogo sin tener que esperar ningún tiempo cuando existe un dolor intenso y repentino en el ojo, disminución de la agudeza visual, hay la sensación de un cuerpo extraño o intensidad de irritación.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.