5 IDEAS PARA DECORAR LA CASA SIN ERRORES

4 min


OBSERVA EL ESPACIO

Un criterio básico y fundamental es la elección de los colores. Para ello, es preciso que hagamos una distribución coherente entre las distintas estancias, por lo que te recomendamos dinamizar el espacio con varias tonalidades o alegrar el ambiente con muebles y adornos de colores intensos. Eso sí, hay que prestar mucha atención a la manera en que los combinamos.

Por otro lado, es preciso que te fijes en todos los rincones de la casa, desde la despensa hasta la decoración de diseño en un balcón. De todo se puede aprender y, por supuesto, es necesario hacer autocrítica. Si consideras que algo debe cambiarse pues ¡adelante con ello! Muchas veces, en las cosas más sencillas está la esencia de la decoración; es decir, no hay que complicarse la vida, todo es cuestión de escoger lo que necesitamos y lo que nos gusta.

ELIGE EL ESTILO DECORATIVO

Un valor añadido en las habitaciones es la combinación de materiales y formas. En este sentido, es importante que nada quede aislado o en solitario, es preferible que haya una relación entre todos los recursos para lograr un discurso estético. Por ejemplo, una cómoda de madera con jarrones encima, una silla de mimbre junto a una mesa de estido minimalista, vestir las ventanas para que encajen cromáticamente con el resto de decoración, etc.

El factor esencial es conseguir una casa en armonía. Aprende a utilizar la iluminación, procura que sea natural y utiliza cortinas translúcidas que tamicen la luz o, incluso, estores de fácil colocación y manejo. Por otro lado, no dudes en elegir una espectacular lámpara de techo como si fueras una estilista; con campanas llamativas y otras de pie en rincones donde llegue menos luz.

Por tanto, si te has aburrido de la decoración que tienes en casa, ¿por qué no empezar a cambiarla? ¡Anímate y empieza a darle más personalidad! Para inspirarte, queremos mostrarte este decálogo donde te contamos las diez claves básicas para que siempre aciertes.

UN AS EN LA MANGA: LA SENCILLEZ

Es más fácil acertar en la decoración cuando los muebles básicos son piezas con diseños sencillos. En el caso del salón, pon atención en el sofá, la mesa de centro o el aparador.
1. Un sofá con tapicería lisa es más agradecido que uno estampado, ya que podrás elegir los cojines sin temor a que los motivos no encajen entre sí.
2. Un sofá con tapicería clara ofrece más posibilidades que una de color llamativo (rosa, naranja, verde…), ya que podrás añadir a tu salón una butaca o una alfombra en un tono intenso sin preguntarte: ¿combinará? El color menos problemático para el sofá, sin duda, es el blanco, seguido del gris claro.
3. Un aparador o una mesa de centro discretos -de líneas sencillas- te dejarán libertad para añadir muebles de cualquier estilo en el futuro sin necesidad de cambiar toda la decoración. Las apuestas seguras: muebles sin adornos, con diseños básicos. ¿Qué acabados resultan más fáciles de combinar? El color blanco y las maderas claras, como roble o haya.
Sofá, de la firma Crisal. Butaca, de La Albaida. Mesas de centro y alfombra, de Ikea. Espejos, de Almacenes Masol.

BUSCA LA LUZ

Una habitación oscura parece más pequeña. Además, la falta de luz hace que incluso los detalles en tonos vivos resulten apagados y tristes. Aunque no tengas un ventanal de suelo a techo, existen trucos para lograr que un ambiente parezca más luminoso.
1. Pinta el techo y al menos tres paredes en color blanco: reflejan la luz natural y la multiplican.
2. Viste la ventana con una cortina o un estor blanco. La idea es que maticen la luminosidad, no que la corten el paso.
3. Si el suelo es oscuro, busca alfombras claras que lo iluminen. Si tienen textura (lana, pelo largo, fibras…), lograrás que el ambiente, además de luminoso, resulte acogedor y cálido.
Interiorismo y cabecero, de Rocío Olmo. Papel pintado, de Coordonné.

ANALIZA CENTÍMETRO A CENTÍMETRO

Cuando imaginamos cómo decorar una habitación, tendemos a pensar «aquí pondré el sofá; allí, la mesa de comedor…» Pero el espacio visual no es lo mismo que el espacio real. Antes de comprar cualquier mueble, acércate a las paredes y míralas con atención.
1. ¿Hay algún radiador? Entonces no podrás colocar el sofá o el aparador, ya que quedarán alejados de la pared. Cualquier mueble deberá comenzar justo a continuación del radiador.
2. ¿Dónde está la entrada del teléfono o de la antena de tv? Su presencia condicionará la distribución, ya que tu televisor (y el mueble sobre el que piensas colocarla) debería quedar junto a la toma de la antena. Pero no te desesperes: si no te gusta dónde está ubicada, siempre la puedes trasladar.
3. ¿Tiene algún retranqueo, por muy pequeño que sea, o sobresale ligeramente un pilar? Cualquier irregularidad de la pared te impedirá adosar a ella una librería, ya que el espacio que quedará detrás resulta muy antiestético. ¿La solución? Replantéate la distribución de nuevo o encarga muebles a medida.
Sofá, similar en Ikea.

LAS TENDENCIAS, CON MODERACIÓN

A todos nos gusta tener nuestra casa a la moda, pero… ¿realmente quieres cambiar de sofá o de mesa de comedor cada dos por tres? Para evitarlo, limita la decoración «de tendencia» a complementos que se puedan sustituir sin alterar las piezas clave de la decoración.

Los mejores candidatos para tener una casa fashion sin quebraderos de cabeza (ni de bolsillo) son jarrones, cojines y la decoración de pared: cuadros, letras, guirnaldas, falsos trofeos…
Jarrones, de Lou & Hernández. Hormiga, pájaro y bandeja de madera, de EsteOeste.

LOS PAPELES, DE UNO EN UNO

El papel pintado crea una sensación de intimidad que se traduce en un ambiente acogedor. Pero, a menos que el espacio sea muy amplio, una habitación empapelada por completo corre el riesgo de parecer saturada. Dosifica el papel y limítalo a una sola pared: el efecto sorpresa resultará muy decorativo y lograrás dar sensación de profundidad a la pared sobre la que lo coloques.
Papel pintado, de Amy Butler. Escritorio y silla, de Ikea. Armario oriental y butaca, de Kulunka.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *